Me cuesta recordar nombres y tareas pendientes. No retengo información e incluso la mitad de las veces cuando me hablas, mi cabeza está en otro lugar.
Pero nunca olvido un territorio fotografiado. Hasta soy capaz de situarlo en un mapa.
En proceso.
Ir arriba